Denise Dresser: ¿Qué hacer para crecer?

Compré un sombrero para poder quitármelo ante ella.

Apenas ahora conozco el imponente discurso que dió la Dra Denise Dresser el 29 de enero de 2009 ante la Cámara de Diputados en el marco del foro “México Frente a la Crisis: ¿Qué hacer para crecer?”. Su claridad y puntualización ausente de verborrea es apabullante, provoca escucharla sin parpadear y con el aliento contenido, reconociendo en cada palabra todo lo que en charlas informales sabemos y decimos pero que sólo ella se está atreviendo a señalar y denunciar públicamente. Su bella persona no sólo se convirtió en portavoz de una mayoría que les resultaría inconcebible de cuantificar a todos los que se ven reflejados como objeto del discurso, sino que ampliamente representa un llamado a seguir sumando filas en contra de esta cultura del cuatismo que vergonzosamente ha permeado en nuestra cotidianeidad.

Retumbaron, tumbando los muros de mi incredulidad sobre si en verdad escuchaba lo que escuchaba, las preguntas fuertes, sinceras y directas que hacía la Dra Dresser en este discurso: “¿Quién gobierna en México? ¿El Senado o Ricardo Salinas Pliego cuando logra controlar los vericuetos del proceso legislativo? ¿La Secretaría de Comunicaciones y Transportes o Unefon? ¿La Comisión Nacional Bancaria o los bancos que se rehúsan a cumplir con las obligaciones de transparencia que la ley les exige? ¿La Secretaría de Educación Pública o Elba Esther Gordillo? ¿La Comisión Federal de Competencia o Carlos Slim? ¿Pemex o Carlos Romero Deschamps? ¿Ustedes o una serie de intereses que no logran contener?”…

Su señalamiento es sencillo, descriptivo de la situación política mexicana en dos renglones y mortal por su sinceridad: “En México, el incrementalismo de la política pública puede ser atribuido a élites tradicionales que usan su poder para bloquear reformas que afectan sus intereses, o asegurar iniciativas que protejan su situación privilegiada.

La reambientación al México contemporáneo que la Dra Dresser hace del libro “La vida en México” de Madame Calderón de la Barca sugiriendo el cambio de nombre a “Oligopolilandia”: “Porque desde el primer momento en el que pisara el país, se enfrentaría a los síntomas de una economía política disfuncional, con problemas que la crisis tan sólo agrava. Aterrizaría en uno de los aeropuertos más caros del mundo; se vería asediada por maleteros que controlan el servicio; tomaría un taxi de una compañía que se ha autodecretado un aumento de 30% en las tarifas, y si tuviera que cargar gasolina, lo haría sólo en Pemex. En el hotel habría 75% de probabilidades de que consumiera una tortilla vendida por un solo distribuidor, y si se enfermara del estómago y necesitara ir a una farmacia, descubriría que las medicinas allí cuestan más que en otros lugares que ha visitado. Si le hablara de larga distancia a su esposo para quejarse de esta situación, pagaría una de las tarifas más elevadas de la OCDE. Y si prendiera la televisión para distraerse ante el mal rato, descubriría que sólo existen dos cadenas. Para entender la situación en la que se encuentra, tendría que recordar lo que dijo Guillermo Ortiz hace unos días: no hemos creado las condiciones para que los recursos se usen de manera eficiente; o tendría que leer el libro “Good Capitalism/Bad Capitalism”, que explica por qué algunos países prosperan y otros se estancan; por qué algunos países promueven la equidad y otros no logran asegurarla.”.

(Las partes del texto que reproducen al discurso fueron tomadas de la presentación completa y transcripción a texto que se presentan en el blog Antiblog Político)

Este discurso me conmovió profundamente, y a pesar de que podrán verlo en muchas partes, permítanme compartirlo con ustedes para crear un efecto multiplicador en la demanda de respuestas a las preguntas planteadas. Y compártanlo con otros para enlazar una cadena de referencia que ayude a más gente a salir de las mayorías silenciosas:

En el marco de este mismo foro Carlos Slim también se manifestó, y la Dra Denise Dresser tuvo a bien dar una respuesta a ello en una carta publicada en Proceso.

“Carta abierta a Carlos Slim”

Lean este texto, demuestra que este discurso no es flor de un día:

“Los que mueven a México”

En este blog amigo podemos acceder para conocer algo interesante sobre Madame Calderón de la Barca:

Blog Bicentenario

6 comentarios Add your own

  • […] El post completo se encuentra en la sección “PARA COMPARTIR” de este blog. Para ir directamente a la página que lo despliega dar un click aqui. […]

    Responder
  • 2. Gerardo Garcia  |  mayo 26, 2009 en 2:57 am

    Muy bueno, pero no pasamos de ahi

    Responder
  • 3. Norma Lligia Favel Perez  |  mayo 26, 2009 en 2:56 pm

    ¿ ES CIERTO LO QUE MIS OIDOS ESTAN ESCUCHADO,,????

    PODRIA DECIR QUE ASE ME FRACTURAN LOS OIDOS

    ANTE LA VERDAD DE ESTA REALIDAD …!!!

    Y EL CORAZON SE ENGRANDECE ANTE LA
    VALENTIA DE ESTA MUJER DE NO QUEDARCE
    CALLADAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA..

    INMENZZZZAMETE FELICIDADES POR ESE CORAJE

    Y AMOR A LA JUSTIOCIAAAAAAAA}}

    SOLO DE ESTA FORMA EN LA LUCHA DE DIA SE A DIA SE PODRA LLEGAR A UN REAL I NECESARIO CAMBIO
    EN NUESTRO PAIS, CAMBIO DE VIDA

    ” LA VIDA ES ACTITUD,” Y SOLO CON ESA ACTITUD

    DE CAMBIO Y MEJORA PARA EL PAIS PODREMOS LLEGAR VER VERDADEREAMETE A REALES Y NECESA
    RIOS. CAMBIOS DE IGUALDAD, PAZ JUSTICIA Y HONESTIDAD..

    FELICIDADEZZZZZZZZZZZ

    Responder
    • 4. Sandra Luz  |  mayo 26, 2009 en 10:03 pm

      Cierto! pero como dice Gerardo en estos mismo comentarios: ¿y después qué? Debo confesar que eso me dejó muda… es necesario que multipliquemos esa voz valiente con las nuestras, aunque a veces eso signifique vencer el miedo de la conciencia de nuestra vulnerabilidad cotidiana: no le decimos nada al tránsito o al policía que está dormido en la patrulla o que nos rebasa imprudentemente por miedo; no le decimos nada al servidor público que nos hace esperar y regresar mil veces al mismo trámite de Hacienda por miedo; no le decimos nada a los diputados cuando nos visitan en e´poca de elecciones por miedo… y lastimosamente miedos justificados de que el daño que nos generen sea tan real o más de como lo imaginamos.

      Responder
  • 5. AIDA  |  mayo 31, 2009 en 3:26 am

    ME ENCANTO LO QUE HICISTE CON ESTO SANDY Y POR SUPUESTO LA DRA.DENISE DRESSER ES ADMIRABLE Y AL ESCUCHARLA FUE COMO UN DESAHOGO DE LO QU TODOS QUEREMOS GRITAR

    Responder
  • 6. carlos  |  diciembre 22, 2010 en 5:56 pm

    DENIS A MI ESE DISCURSO SE ME HISO HALABADOR PERO ALA
    BES ADSURDO DESDE 2006 ASTA HORITA NO HA BIDO CAMBIOS SOBRE EL TEMA DE TU DISCURSO Y TAMBIEN TU PUSISTE TU VIDA EN MANOS DE LOS DELINCUENTES POR QUE
    HAY TE VA TU COMENTARIO LO ABENTASTE A EMPRESAS ,
    DELINCUENTES Y EN ALGUNAS OCASIONES MENSIONASTE
    NOMBRES EN ESAS OCASIONES TU PUSISTE EL ENCANTO EN LAS PERSONAS PERO HABLASRE CON LA BERDAD EN ELLAS
    Y TU SABES COMOES HORITA LA GENTE Y SABES PPORQUE LO SABES POTU COMENTARIO PERO LA BERDAD PENSE QUE CON TU DISCURSO LA GENTE IBA A CAMBIAR PERO
    EL COMENTARIO ME SORPRENDIO MUCHO POR QUE TU FUISTE MUY BALIENTE AL DESIR ESE DISCURSO TU EN ESE MOMENTO NO SENTIAS MIEDO DE NADA PERO CUANDO
    PASARA ALGO ESE MOMENTO Y BA SER DE BALENTIA

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Subscribe to the comments via RSS Feed


A %d blogueros les gusta esto: