Posts filed under ‘Kiya en la sociedad’

Texto de los 3 discursos de Javier Sicilia en la marcha

Me dolí con Martí cuando mataron a su hijo secuestrado; Javier Sicilia me escuece el alma por su hijo asesinado. El poeta acompaña su pena esgrimiendo palabras que queman con la verdad en cada paso que da pidiendo respuestas y acuciando a las conciencias.

Me permití extraer los 3 discursos que el poeta y padre presentó en la marcha contra la violencia el pasado 6 de abril de 2011 en muchas ciudades del país y del extranjero, solidarizándome con Sicilia, pero también sumando mi voz a favor de nuestros jóvenes y de nosotros mismos.

A las Fuerzas Armadas de México

A la PGJEM y la PGR

En el zócalo

abril 7, 2011 at 5:56 pm Deja un comentario

Discurso 3: En el zócalo

Los espantosos asesinatos de mi hijo Juan Francisco Sicilia Ortega, de Luis Antonio y Julio César Romero Jaime, y de Gabriel Alejo Escalera, han llenado de indignación y de dolor a la ciudadanía de Morelos y de la nación entera. Sus nombres, sus historias y sus sueños destrozados, que el amor de la ciudadanía sacó a la luz pública, ha hecho posible que se pusiera también nombre, historias y sueños a otros miles de muchachos asesinados y criminalizados por la violencia que se ha apoderado del país, de sus instituciones y de la imaginación del narcotráfico y de esa mal llamada clase política. Hasta antes de ellos, con algunas excepciones, esos muertos eran, como lo dije delante de las casa del ejército y de la justicia, simples cifras, simples abstracciones, bajas colaterales o criminales, “escorias”, como estúpidamente se les ha llamado. A partir de ellos, esas cifras son lo que siempre han sido y siempre deberán ser: vidas humanas cegadas y familias destrozadas, dolor que día tras día se ha ido acumulando en los corazones de todos los ciudadanos de este país. Juan Francisco Sicilia Ortega, Luis Antonio y Julio César Romero Jaime, Gabriel Alejo Escalera, no sólo son desde que los encontraron asesinados el nombre de todos esos muertos anónimos cuyos casos se encuentran en los archivos de las procuradurías y del ejército y en la desmemoria de nuestros gobernantes, son también el nombre de nuestros muchachos vivos, de nuestra juventud que corre el mismo peligro y a quienes no estamos dándole la vida que merecen. Porque mientras los pocos muchachos –cada vez menos– que pueden alcanzar un alto nivel educativo, carecen de empleo, son subcontratados o subpagados y están en peligro de ser asesinados como fueron asesinados nuestros hijos, los muchos otros que no pueden siquiera acceder a la educación y a la cultura, ni siquiera a un empleo subpagado, se encuentran a la deriva, con el horizonte roto, seres humanos que están o pueden ser reclutados por el crimen organizado para matar y terminar también asesinados.

Dar un click aquí para ver el texto completo.

abril 7, 2011 at 5:51 pm Deja un comentario

Discurso 2: A la PGJEM y la PGR

Uno de los males fundamentales que tiene sumida a la nación en el dolor, en la muerte, en el miedo, en la desconfianza y la incertidumbre es no sólo la falta de una verdadera y sólida procuración de justicia en nuestro país, sino la corrupción que desde hace mucho tiempo se ha instalado en el corazón de sus instituciones. Esta obviedad que está en la mente, en la piel, en el dolor de los ciudadanos como una herida que no cierra, lleva cargando sobre sus espaldas no sólo casi 40,000 muertos, sino otros tantos miles de casos no resueltos por omisión, por comisión o por complicidad con el crimen. Los mejores de ustedes han tratado de sanear ese corazón fundamental para la vida de la sociedad. Pero se ha logrado poco. No sólo la mayoría de los casos quedan sin resolver y se archivan como si los sufrimientos y los agravios de seres humanos fueran sólo eso, casos, no vidas humilladas que piden la restitución de una dignidad perdida o arrebatada, sino que muchas veces también los asesinos que arrancan la vida de nuestros hijos salen de sus propias filas. Así lo expresó hace unos días el propio Procurador de Justicia de Morelos cuando en relación con la muerte de mi Juanelo, de Luis, de Julio y de Gabo, definió a sus asesinos como “personal que estuvo involucrado en instituciones públicas” y que pueden ser “policías, agentes ministeriales o militares”, para luego desdecirse por temor o compromisos con lo políticamente correcto.

Dar un click aquí para ver el texto completo.

abril 7, 2011 at 5:48 pm Deja un comentario

Discurso 1 de Javier Sicilia: A las Fuerzas Armadas de México

Ustedes han sido siempre los custodios de la paz de la nación. Por ello, nunca habríamos querido verlos fuera de sus cuarteles más que para repeler una invasión extranjera o para ayudarnos, como lo han hecho siempre, en las catástrofes naturales. Ahora los han sacado a la calle para combatir lo que a las policías pertenece. No los queríamos allí, pero allí los han puesto, provocando con ello una escalada en la violencia al incitar al crimen organizado a enfrentarse a ustedes con armas más poderosas. Son ya cuatro años de guerra y lejos de disminuir, el consumo y tráfico de drogas ha aumentado, lejos de sentirnos seguros, nos sentimos con miedo y coraje ante la impotencia de verlos pelear en nuestras calles. Por ello les exigimos, como ciudadanos de esa patria que defienden y custodian todos los días, que no permitan que en sus filas anide el crimen y crezca la complicidad.

Dar un click aquí para ver el texto completo.

abril 7, 2011 at 5:05 pm Deja un comentario

La clase media a la baja

Soy empleado y contribuyente cautivo y no tengo derecho a deducir mis impuestos. No puedo usar el servicio médico del IMSS porque es incompatible con mis tiempos de enfermarme, curarme y pedir permiso en el trabajo para ir cuando ya no lo necesito porque lo pedí cuando me sentía mal; no puedo llevar a mis hijos a las actividades deportivas del IMSS en mi ciudad porque son miles de niños y el cupo es de unas cuantas decenas y en horarios incompatibles con mi trabajo… necesitaría renunciar para poder llevarlo.

No puedo usar la educación pública porque también es incompatible con los horarios de trabajo, pues entran a las 8 y mi conyuge y yo también, y salen a las 12:30 y nosotros dos horas después (y regresamos a trabajar a las 4 de tarde). Tenemos tres años sumidos en la pobreza por pagar tenencia, seguro de auto, colegiaturas (que suben y suben y suben quesque con la inflación y a nosotros nadie nos paga más), tarjetas de crédito con tasas opróbicas, comida cada vez más cara, médicos y medicinas, cuotas altísimas de la luz, el teléfono y el internet.

En cada semáforo me piden desde limosnas, cuota por “limpiarme” el parabrisas hasta apoyos para los espectáculos de entretiempos de la luz verde, chuchulucos chinos, fruta, galletas para los asilos o centros de rehabilitación, cooperación para sordomudos a cambio de tarjetitas con oraciones, etc.

Cada vez que llego al estacionamiento de un centro comercial pago la tarifa o pago sale-sale. De todo tengo que dar propinas porque así se estila.

En el trabajo el “compromiso con la empresa” se mide por la cantidad de horas que te dejas explotar, cayendo en un status que se mueve entre el esclavismo contemporáneo y el síndrome de Estocolmo laboral, para demostrar que tienes la camiseta tatuada y resulte una pena tener que despedirte.

Tengo ganas de comprar una casa, cambiar de carro, comprarme ropa para sustituir la que he usado los últimos 4 años de lavada y puesta, quiero salir de vacaciones, quiero cambiar mi viejo equipo de cómputo por uno más nuevo, quiero poder traer un poco de dinero en la cartera nomás para recordar que se siente tener un antojo sencillo que pueda satisfacer.

Y ahora me vienen con que es mejor que suban el IVA (disfrazadito en su 2%), el IRS, la tenencia, el predial, la luz, el agua, el gas, la gasolina, los servicios, las telecomunicaciones ¿quesque porque así voy a salir de la crisis? Les importa más tener seguros sus sueldos, prestaciones, prebendas y canonjías que crear empleos y promover la inversión (y a Fox que le sigan dando su “pensioncita”, dijo). Las mentiras y verdades ocultas del paquete financiero son una vergüenza para el género humano.

¡¡Agarren la onda!! ¡¡Ya no puedo más!! Ni siquiera aplica mi existencia en el discurso político porque no soy clase desprotegida, porque no soy de los más pobres, porque me mato trabajando porque tengo la fortuna de tener trabajo. porque no soy PYME, ni microempresario, ni campesino, ni madre soltera. A menos que quieran homogenizarnos bajo el contexto de todos coludos, sumiéndonos en la pobreza total y quitándonos el trabajo para que entonces sí contemos para los políticos y sus programas sociales. Tons así si lo entiendo.

septiembre 14, 2009 at 12:41 am Deja un comentario

“Juanito” quiere ser presidente…

Para dedicarse a la medicina, a la contaduría, a la abogacía,a las transacciones en la bolsa de valores, a la asesoría financiera, al diseño gráfico,a la arquitectura, al diseño de sistemas, etc., se requieren conocimientoe especiales y específicos para ejercer estas y muchas otras profesiones más, donde, especialmente en el área de la salud, el derecho y las finanzas, las vidas de tus clientes dependen de ti.

La paradoja del  poder público en México consiste en esperar eficiencia y eficacia de las personas que lo ejercen sin pedir cualificación alguna que asegure su correcto desempeño. No se piden conocimientos especializados, ni solvencia moral, ni experiencia, ni preparación académica, ni antecedentes penales, ni estudios psicométricos, psicológicos o físicos; no se pide que sea libre de adicciones ni que sea libre de lazos que comprometan su credibilidad y trabajo; no se le pide ética; no se piden exámenes de acreditación sobre el entendimiento pleno de las resposibilidades y alcances del servicio público en el cual se va a involucrar, no se piden capacidades ni habilidades desarrolladas para el puesto… no se pide ni siquiera coeficiente intelectual mínimo que excluya a la estupidez como riesgo potencial para el cargo. Todo esto a pesar de que la vida de millones de personas dependen de ti al mismo tiempo.

¿”Juanito” está capacitado para el ejercicio del poder público como delegado? El PAN lo ha defendido tanto, y los demás partidos han expresado el beneplácito por su actitud (sin que el PRD mueva un dedo por la irregularidad cometida mientras el PT amenaza al ¿pobre? hombre) que me alegra que Juanito no quiera ser médico; en una de esas toman San Lázaro aplaudiendo el deseo de Juanito y exigiendo sus derechos para que le otorguen el título. Ponen a pensar a uno si Carstens quiso ser economista… y se lo concedieron.

septiembre 13, 2009 at 11:05 pm 1 comentario

A quien le den PAN que llore… literalmente

PPero también hay que llorar si le dan PRI, o PRD o cualquier otra P de las fracciones políticas que a su vez intentan vernos la P en la frente a los ciudadanos mexicanos. La peor P es la del niño Verde; por esa ya ni llorar es bueno. Si lo pienso bien también el valle de lágrimas se expande tremendo al PT y sus cambalaches; al Nueva Alianza y sus problemas de personalidad múltiple (no sabe si es ONG dadivosa, sindicato, partido, iniciativa privada o que); Convergencia y sus líos de comadres;  al PSD, que ya casi e.p.d., donde Patricia Mercado rompió mi corazón.

La verdad… que podredumbre…

julio 1, 2009 at 9:45 pm 2 comentarios

Entradas antiguas


Feeds

Entradas recientes

Contenido total del blog:

Flickr Photos

Comentarios recientes

Jhonny M.Chinchilla… en Asesinaron a Facundo Cabral…
rocio en Michael Jackson: la persona qu…
la nena en Hace un rato no escribía: ahi…
la nena en De Leo Dan a Joaquín Sabina…
paty lazaro en Los amigos

  • 12,712