Posts filed under ‘economía’

La clase media a la baja

Soy empleado y contribuyente cautivo y no tengo derecho a deducir mis impuestos. No puedo usar el servicio médico del IMSS porque es incompatible con mis tiempos de enfermarme, curarme y pedir permiso en el trabajo para ir cuando ya no lo necesito porque lo pedí cuando me sentía mal; no puedo llevar a mis hijos a las actividades deportivas del IMSS en mi ciudad porque son miles de niños y el cupo es de unas cuantas decenas y en horarios incompatibles con mi trabajo… necesitaría renunciar para poder llevarlo.

No puedo usar la educación pública porque también es incompatible con los horarios de trabajo, pues entran a las 8 y mi conyuge y yo también, y salen a las 12:30 y nosotros dos horas después (y regresamos a trabajar a las 4 de tarde). Tenemos tres años sumidos en la pobreza por pagar tenencia, seguro de auto, colegiaturas (que suben y suben y suben quesque con la inflación y a nosotros nadie nos paga más), tarjetas de crédito con tasas opróbicas, comida cada vez más cara, médicos y medicinas, cuotas altísimas de la luz, el teléfono y el internet.

En cada semáforo me piden desde limosnas, cuota por “limpiarme” el parabrisas hasta apoyos para los espectáculos de entretiempos de la luz verde, chuchulucos chinos, fruta, galletas para los asilos o centros de rehabilitación, cooperación para sordomudos a cambio de tarjetitas con oraciones, etc.

Cada vez que llego al estacionamiento de un centro comercial pago la tarifa o pago sale-sale. De todo tengo que dar propinas porque así se estila.

En el trabajo el “compromiso con la empresa” se mide por la cantidad de horas que te dejas explotar, cayendo en un status que se mueve entre el esclavismo contemporáneo y el síndrome de Estocolmo laboral, para demostrar que tienes la camiseta tatuada y resulte una pena tener que despedirte.

Tengo ganas de comprar una casa, cambiar de carro, comprarme ropa para sustituir la que he usado los últimos 4 años de lavada y puesta, quiero salir de vacaciones, quiero cambiar mi viejo equipo de cómputo por uno más nuevo, quiero poder traer un poco de dinero en la cartera nomás para recordar que se siente tener un antojo sencillo que pueda satisfacer.

Y ahora me vienen con que es mejor que suban el IVA (disfrazadito en su 2%), el IRS, la tenencia, el predial, la luz, el agua, el gas, la gasolina, los servicios, las telecomunicaciones ¿quesque porque así voy a salir de la crisis? Les importa más tener seguros sus sueldos, prestaciones, prebendas y canonjías que crear empleos y promover la inversión (y a Fox que le sigan dando su “pensioncita”, dijo). Las mentiras y verdades ocultas del paquete financiero son una vergüenza para el género humano.

¡¡Agarren la onda!! ¡¡Ya no puedo más!! Ni siquiera aplica mi existencia en el discurso político porque no soy clase desprotegida, porque no soy de los más pobres, porque me mato trabajando porque tengo la fortuna de tener trabajo. porque no soy PYME, ni microempresario, ni campesino, ni madre soltera. A menos que quieran homogenizarnos bajo el contexto de todos coludos, sumiéndonos en la pobreza total y quitándonos el trabajo para que entonces sí contemos para los políticos y sus programas sociales. Tons así si lo entiendo.

Anuncios

septiembre 14, 2009 at 12:41 am Deja un comentario

“Juanito” quiere ser presidente…

Para dedicarse a la medicina, a la contaduría, a la abogacía,a las transacciones en la bolsa de valores, a la asesoría financiera, al diseño gráfico,a la arquitectura, al diseño de sistemas, etc., se requieren conocimientoe especiales y específicos para ejercer estas y muchas otras profesiones más, donde, especialmente en el área de la salud, el derecho y las finanzas, las vidas de tus clientes dependen de ti.

La paradoja del  poder público en México consiste en esperar eficiencia y eficacia de las personas que lo ejercen sin pedir cualificación alguna que asegure su correcto desempeño. No se piden conocimientos especializados, ni solvencia moral, ni experiencia, ni preparación académica, ni antecedentes penales, ni estudios psicométricos, psicológicos o físicos; no se pide que sea libre de adicciones ni que sea libre de lazos que comprometan su credibilidad y trabajo; no se le pide ética; no se piden exámenes de acreditación sobre el entendimiento pleno de las resposibilidades y alcances del servicio público en el cual se va a involucrar, no se piden capacidades ni habilidades desarrolladas para el puesto… no se pide ni siquiera coeficiente intelectual mínimo que excluya a la estupidez como riesgo potencial para el cargo. Todo esto a pesar de que la vida de millones de personas dependen de ti al mismo tiempo.

¿”Juanito” está capacitado para el ejercicio del poder público como delegado? El PAN lo ha defendido tanto, y los demás partidos han expresado el beneplácito por su actitud (sin que el PRD mueva un dedo por la irregularidad cometida mientras el PT amenaza al ¿pobre? hombre) que me alegra que Juanito no quiera ser médico; en una de esas toman San Lázaro aplaudiendo el deseo de Juanito y exigiendo sus derechos para que le otorguen el título. Ponen a pensar a uno si Carstens quiso ser economista… y se lo concedieron.

septiembre 13, 2009 at 11:05 pm 1 comentario

¿Qué hacer para crecer? Un discurso épico de Denise Dresser para compartir

¿Qué hacer para crecer? Denise Dresser

Compré un sombrero para poder quitármelo ante ella.

Apenas ahora conozco el imponente discurso que dió la Dra Denise Dresser el 29 de enero de 2009 ante la Cámara de Diputados en el marco del foro “México Frente a la Crisis: ¿Qué hacer para crecer?”. Su claridad y puntualización ausente de verborrea es apabullante, provoca escucharla sin parpadear y con el aliento contenido, reconociendo en cada palabra todo lo que en charlas informales sabemos y decimos pero que sólo ella se está atreviendo a señalar y denunciar públicamente. Su bella persona no sólo se convirtió en portavoz de una mayoría que les resultaría inconcebible de cuantificar a todos los que se ven reflejados como objeto del discurso, sino que ampliamente representa un llamado a seguir sumando filas en contra de esta cultura del cuatismo que vergonzosamente ha permeado en nuestra cotidianeidad.

Retumbaron, tumbando los muros de mi incredulidad sobre si en verdad escuchaba lo que escuchaba, las preguntas fuertes, sinceras y directas que hacía la Dra Dresser en este discurso: “¿Quién gobierna en México? ¿El Senado o Ricardo Salinas Pliego cuando logra controlar los vericuetos del proceso legislativo? ¿La Secretaría de Comunicaciones y Transportes o Unefon? ¿La Comisión Nacional Bancaria o los bancos que se rehúsan a cumplir con las obligaciones de transparencia que la ley les exige? ¿La Secretaría de Educación Pública o Elba Esther Gordillo? ¿La Comisión Federal de Competencia o Carlos Slim? ¿Pemex o Carlos Romero Deschamps? ¿Ustedes o una serie de intereses que no logran contener?”…

El post completo se encuentra en la sección “PARA COMPARTIR” de este blog. Para ir directamente a la página que lo despliega dar un click aqui.

 “La vida en México” de Madame Calderón de la Barca

Antiblog Político

“Los que mueven a México”

Blog Bicentenario

mayo 24, 2009 at 5:33 pm Deja un comentario


Feeds

Entradas recientes

Contenido total del blog:

Flickr Photos

Comentarios recientes

Jhonny M.Chinchilla… en Asesinaron a Facundo Cabral…
rocio en Michael Jackson: la persona qu…
la nena en Hace un rato no escribía: ahi…
la nena en De Leo Dan a Joaquín Sabina…
paty lazaro en Los amigos

  • 12,784